Gracias a la muleta donada por Julián López “El Juli” y a otras donaciones de matadores de toros como José María Manzanares, Pedro Gutiérrez “El Capea” y Damián Castaño, la Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras y María Santísima de la Caridad y del Consuelo ha conseguido recaudar 4200 euros con los que poder hacer frente a los pagos del paso de misterio y que pueda salir en Salamanca durante la próxima Semana Santa.

Categorías: NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *