ESTATUTOS DE LA “FUNDACIÓN TAURINA INTERNACIONAL EL JULI”

 

 

TITULO PRIMERO

 

DISPOSICIONES GENERALES

 

 

Artículo 1.- Denominación, naturaleza, nacionalidad, ámbito y domicilio.

 

1.-       La FUNDACIÓN TAURINA INTERNACIONAL EL JULI, (en adelante Fundación) es una organización privada de naturaleza fundacional, sin ánimo de lucro, cuyo patrimonio se halla afectado, de forma duradera, a la realización de los fines de interés general que se detallan en el artículo 4 de estos Estatutos.

 

2.-       La Fundación es de nacionalidad española.

 

3.-       La Fundación desarrollará sus actividades de forma principal en todo el territorio de España, sin perjuicio de que la misma podrá desarrollar alguna de sus actividades en el extranjero.

 

4.-       El domicilio de la Fundación radica en  Arganda del Rey, Finca “Feligrés”, Carretera de Velilla Km. 1, Madrid 28500,  lugar donde a su vez se encuentra la sede de su Patronato.

 

El Patronato podrá acordar el cambio del domicilio mediante la tramitación de la oportuna modificación estatutaria, con inmediata comunicación al Protectorado, con los límites previstos en la legislación vigente.

 

5.-       La Fundación podrá tener oficinas o delegaciones en cualquier lugar de España o del extranjero y constituir fundaciones en otros países con arreglo a sus respectivas legislaciones nacionales.

 

Artículo 2.- Personalidad y capacidad.

 

1.-       La Fundación una vez inscrita en el Registro, tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar, pudiendo realizar, en consecuencia, todos aquellos actos que sean necesarios para el cumplimiento de la finalidad para la que ha sido creada, con sujeción a lo establecido en el Ordenamiento Jurídico. En consecuencia, puede, con carácter enunciativo y no limitativo, adquirir, conservar, poseer, disponer, enajenar por cualquier medio y gravar toda clase de bienes, muebles o inmuebles, y derechos; realizar todo tipo de actos y contratos; y transigir y acudir a la vía gubernativa o judicial ejercitando toda clase de acciones y excepciones ante Juzgados, Tribunales y Organismos públicos y privados, así como realizar todo aquellos actos que sean necesarios para el cumplimiento de la finalidad fundacional, todo ello, sin perjuicio de las autorizaciones del Protectorado o comunicaciones al mismo, previstas en la normativa vigente.

 

2.-       Otorgada la escritura fundacional y en tanto se procede a la inscripción en el Registro de Fundaciones, el órgano de gobierno de la Fundación realizará además de los actos necesarios para la inscripción, únicamente aquellos otros que resulten indispensables para la conservación de su patrimonio y los que no admitan demora sin perjuicio para la Fundación, los cuales se entenderán automáticamente asumidos por ésta cuando obtenga personalidad jurídica.

 

Artículo 3.- Régimen normativo.

 

La Fundación se regirá por las disposiciones legales vigentes, por la voluntad del fundador manifestada en estos Estatutos y por las normas y disposiciones que, en interpretación y desarrollo de los mismos, establezca el Patronato.

 

 

TITULO SEGUNDO

 

FINES DE LA FUNDACIÓN Y REGLAS BASICAS

PARA LA APLICACIÓN DE LOS RECURSOS

AL CUMPLIMIENTO DE LOS FINES FUNDACIONALES Y

PARA LA DETERMINACIÓN DE LOS BENEFICIARIOS

 

 

Artículo 4.- Fines.

 

1.-       Constituyen los fines de la Fundación a cuya realización tiene afectado su patrimonio :

 

  1. a) Defensa y promoción de la fiesta de los toros, como manifestación de fenómeno cultural, artístico, y social.

 

  1. b) Difundir e incentivar el fomento y desarrollo de la Fiesta de los Toros, promoviendo el desarrollo de actividades artísticas, culturales, de ayuda e investigación relacionadas con el mundo del toro.

 

  1. c) La realización de actividades museísticas en su faceta de difusión del arte y la cultura relacionado con la Fiesta de los Toros.

 

  1. d) Formación de profesionales del mundo taurino.

 

  1. e) Promoción y financiación de actividades benéficas, asistenciales, cívicas, de defensa del medio ambiente, de promoción y gestión de la acción social, de asistencia social, de cooperación para el desarrollo y ayuda a personas o colectivos necesitados por razones de exclusión social, accidentes o catástrofes naturales.

 

  1. f) Cualquier otro fin de interés general, que contribuya al conocimiento, promoción, difusión de la Fiesta de los Toros en el mundo.

 

2.-       La enunciación de los citados fines de interés general, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 1º del artículo 3 de la Ley 49/2002, no entraña obligación de atender a todos y cada uno de ellos, ni les otorga orden de prelación alguno.

 

Artículo 5.- Libertad de actuación.

 

1.-       La Fundación, atendidas las circunstancias de cada momento,  tendrá plena libertad para proyectar su actuación hacia cualquiera de las finalidades expresadas en el artículo anterior, según los objetivos concretos que, a juicio de su Patronato, resulten prioritarios.

 

2.-       El Patronato tendrá plena libertad para determinar las actividades de la Fundación, tendentes a la consecución de aquellos objetivos concretos que, a juicio de aquél y dentro del cumplimiento de sus fines, sean los más adecuados o convenientes en cada momento.

 

Artículo 6.- Desarrollo de los fines.

 

El desarrollo de los fines de la Fundación se efectuará a través de algunas de las formas siguientes de actuaciones:

 

  1. Por la Fundación directamente, en las instalaciones propias o ajenas.

 

  1. Creando y cooperando a la creación de otras entidades de naturaleza asociativa, fundacional o societaria.

 

  1. Participando o colaborando en el desarrollo de las actividades de cualquier otra entidad no lucrativa, organismo, institución o persona de cualquier clase, física y jurídica incluso de carácter mercantil, que de algún modo puedan servir a los fines perseguidos por la Fundación.

 

De conformidad con lo dispuesto en el apartado 3º del artículo 3 de la Ley 49/2002, la actividad a realizar por la Fundación no consistirá en ningún caso en el desarrollo de explotaciones económicas ajenas a su objeto o finalidad estatutaria.

 

Artículo 7.- Determinación de los beneficiarios.

 

1.-       Cuando, por su naturaleza las prestaciones de la Fundación no puedan ser disfrutadas por cualquier persona sin previa determinación, aquélla dispensará tales prestaciones a las personas, físicas o jurídicas, nacionales o extranjeras, que, a juicio del Patronato, sean merecedoras de recibirlas. En la elección de los beneficiarios el Patronato actuará siempre con criterios de imparcialidad y no discriminación.

 

2.-       Nadie podrá alegar, ni individual ni colectivamente ante la Fundación derecho alguno que goce de sus beneficios, antes de que fuesen concedidos, ni imponer su atribución a personas determinadas.

 

3.-       El fundador, los patronos y demás miembros de los órganos de gobierno, y los cónyuges o parientes hasta el cuarto grado inclusive de cualquiera de ellos, no serán los destinatarios principales de las actividades que se realicen por la fundación, ni se beneficiarán de condiciones especiales para utilizar sus servicios, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 4ª del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

 

Artículo 8.- Aplicación de los recursos al cumplimiento de los fines.

 

A la realización de los fines fundacionales deberá ser destinado, al menos, el 70 por 100 de las rentas de las explotaciones económicas que se desarrollen y de las rentas derivadas de la transmisión de bienes o derechos de su titularidad, así como de los ingresos que se obtengan por cualquier otro concepto, deducidos los gastos realizados, para la obtención de tales ingresos, todo ello de conformidad con lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley de Fundaciones, y en el apartado 2º de la Ley 49/2002. El resto de las rentas e ingresos se destinarán a incrementar la dotación patrimonial o las reservas. El plazo para el cumplimiento de esta obligación será el comprendido entre el inicio del ejercicio en que se hayan obtenido las respectivas rentas e ingresos y los cuatro años siguientes al cierre de dicho ejercicio de acuerdo con lo establecido en el apartado 2º del artículo 3 de la Ley 49/2002, y en todo caso, en el plazo contemplado en cada momento por la legislación vigente.

 

TITULO TERCERO

 

GOBIERNO DE LA FUNDACIÓN

 

Artículo 9.- Naturaleza y carácter del cargo de patrono.

 

1.-       El Patronato es el órgano de gobierno, representación y administración de la Fundación que ejercerá las funciones que le corresponden, con sujeción a lo dispuesto en el ordenamiento jurídico y en los presentes Estatutos. Los miembros del Patronato deberán desempeñar sus funciones con la diligencia de un representante legal.

 

2.-       Los patronos ejercerán sus funciones con independencia, sin trabas ni limitaciones. En consecuencia, no podrá imponérseles en la adopción de sus resoluciones o acuerdos de todo género la observancia de otros requisitos que los expresamente dispuestos en estos Estatutos o los establecidos con carácter de derecho necesario en el Ordenamiento Jurídico.

 

3.-       Los patronos ejercerán su cargo gratuitamente sin que en ningún caso puedan percibir retribución por el desempeño de su función. No obstante, tendrán derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el desempeño de su función les ocasione, sin que las cantidades percibidas por este concepto puedan exceder de los límites previstos en el apartado 5º del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

No obstante lo establecido en el párrafo anterior, el patronato podrá fijar una retribución adecuada a aquellos patronos que presten a la fundación servicios distintos de los que implica el desempeño de las funciones que les corresponden como miembros del patronato. Tales personas no podrán participar en los resultados económicos de la entidad, ni por sí mismas, ni a través de persona o entidad interpuesta, de conformidad con lo establecido en el apartado 5º del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

Artículo 10.- Composición del Patronato.

 

1.-       El Patronato quedará compuesto por (número mínimo de patronos exigido por la L.F. es de tres)

 

2.-       El primer Patronato será el designado en la escritura fundacional.

 

3.-       El número inicial de patronos podrá variar a lo largo de la vida de la fundación en función de las necesidades de la misma y previo acuerdo del Patronato, sin que en ningún caso exista un número menor de patronos a los exigidos por la legislación que en cada caso esté vigente.

 

4.-       Podrán formar parte del Patronato tanto las personas físicas como jurídicas con los límites establecidos en la Ley.

 

Artículo 11.- Duración del mandato.

 

1.-       Los patronos permanecerán en sus cargos (el plazo aconsejable podría oscilar de cuatro a cinco años, nada impide la configuración de patronos vitalicios, o patronos natos)  años, pudiendo ser renovados en sus cargos sucesivas veces.

 

2.-       Se exceptúa de lo dispuesto en el apartado anterior el Presidente del Patronato que permanecerá en el cargo de forma vitalicia. (Se trataría del propio Julián López Escobar)

 

3.-       Los patronos podrán permanecer en sus cargos mientras no incurran en ninguna de las causas  de cese recogidas en el artículo 13 de estos Estatutos.

 

Artículo 12.- Aceptación del cargo de patrono.

 

Los patronos entrarán a ejercer sus funciones después de haber aceptado expresamente el cargo en documento público, en documento privado con firma legitimada por notario, mediante comparecencia realizada al efecto en el Registro de Fundaciones, o por comparecencia ante el propio patronato, acreditándose a través de certificación expedida por el Secretario, con firma legitimada notarialmente.

 

Artículo 13.- Cese y sustitución de patronos.

 

1.-       El cese de los patronos de la Fundación se producirán en los supuestos siguientes:

 

  1. por muerte o declaración de fallecimiento, así como por extinción de la persona jurídica;

 

  1. por renuncia comunicada con las debidas formalidades;

 

  1. por incapacidad, inhabilitación o incompatibilidad, de acuerdo con lo establecido en la Ley;

 

  1. por cese en el cargo por razón del cual fueron nombrados miembros del Patronato;

 

  1. por no desempeñar el cargo con la diligencia de un representante leal, o como consecuencia de la acción de responsabilidad por daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o a los Estatutos o por los realizados negligentemente, en ambos casos si así se declara en una resolución judicial;

 

  1. por el transcurso del período de su mandato;

 

  1. por el transcurso del plazo de seis meses desde el otorgamiento de la escritura pública fundacional sin haber instado la inscripción en el correspondiente Registro de Fundaciones.

 

2.-       La renuncia será efectiva desde que se notifique al Protectorado y deberá hacerse mediante comparecencia al efecto en el Registro de Fundaciones o bien en documento público o en documento privado con firma legitimada ante notario, que se hará efectiva desde que se notifique formalmente al Protectorado.

 

3.-       Producida una vacante, en el plazo máximo de dos meses, el Patronato designará una persona para ocupar la misma.

 

4.-       En el caso de que alguno de los patronos nombrados en atención al cargo que desempeñan incurra en una causa de cese como patrono de la Fundación, que no implique el cese en el cargo en atención al cual fue nombrado patrono, el Patronato decidirá la forma en la que va a quedar cubierta la vacante producida hasta que la persona que ocupe el puesto al que está vinculado el cargo de patrono pueda formar parte de aquél.

 

5.-       La sustitución, suspensión y cese de los patronos se inscribirá en el Registro de Fundaciones.

 

 

Artículo 14.- Organización interna del Patronato.

 

1.-       El Patronato contará con un Presidente, cargo que (será de carácter vitalicio y reservado para el fundador o padre). El Presidente tiene las siguientes funciones:

 

  1. Ostentar la representación de la Fundación ante toda clase de personas, autoridades y entidades públicas o privadas, ejercitando todos los derechos, acciones y excepciones y siguiendo por todos sus trámites, instancias, incidencias y recursos cuantos procedimientos, expedientes, reclamaciones y juicios competan o interesen a la Fundación y otorgando al efecto los poderes que estime necesarios;

 

  1. Convocar las reuniones del Patronato, presidirlas, y dirigir sus debates;

 

  1. Ejecutar los acuerdos del Patronato, pudiendo para ello realizar toda clase de actos y firmar aquellos documentos necesarios a tal fin.

 

2.-       El Patronato nombrará entre los patronos un Vicepresidente, que realizará las funciones de Presidente en los casos de estar vacante, por ausencia o enfermedad, pudiendo actuar también en representación de la Fundación, en aquellos supuestos que así se determine por acuerdo del Patronato. Su nombramiento se limitará al periodo durante el cual sea miembro del Patronato, sin perjuicio de sucesivas designaciones.

 

3.-       El Patronato designará un Secretario y un Vicesecretario,  cargos que podrán recaer en personas que no sean miembros del Patronato, en cuyo caso tendrán voz, pero no voto en el seno del Patronato. Son funciones del Secretario y del Vicesecretario en los casos en que éste sustituya,  la custodia de toda la documentación perteneciente a la Fundación, levantar las actas correspondientes a las reuniones del Patronato, expedir las certificaciones e informes que sean necesarios y, todas aquellas que expresamente se le encomienden.

 

Artículo 15.-  Facultades del Patronato.

 

1.-       La competencia del Patronato se extiende a todo lo que concierne al gobierno y administración de la Fundación, sin excepción alguna.

 

2.-       Con carácter enunciativo y no limitativo son funciones del Patronato, sin perjuicio de las autorizaciones del Protectorado o comunicaciones al mismo que, en su caso, legalmente procedan, las siguientes:

 

  1. Llevar a cabo toda la actividad y adoptar todo tipo de acuerdos que considere necesarios para desarrollar adecuadamente la administración y gobierno de la Fundación, con sometimiento a las prescripciones legales.

 

  1. Resolver todas las incidencias que tuviesen lugar.

 

  1. Interpretar y desarrollar la oportuna normativa complementaria a los Estatutos fundacionales.

 

  1. Otorgar y revocar poderes generales y especiales.

 

  1. Cuantas otras funciones se le atribuyan en la Ley o en estos Estatutos.

 

3.-       Las funciones atribuidas al Patronato podrán ser delegadas en uno o varios patronos o en su Presidente, con los límites establecidos en el artículo 16.1 de la Ley de Fundaciones.

 

4.-       Los patronos podrán contratar con la Fundación ya sea en nombre propio o de un tercero, previa autorización del Protectorado.

 

Artículo 16.- Reuniones del Patronato y convocatoria.

 

1.-       El Patronato se reunirá, al menos, dos veces al año, una de ellas en sus seis primeros meses, y tantas veces sea preciso para la buena marcha de la Fundación. Corresponde al Presidente convocar las reuniones del mismo, bien a iniciativa propia, bien cuando lo solicite, al menos, un tercio de sus miembros.

 

2.-       La convocatoria se hará llegar a cada uno de los miembros, al menos con quince días de antelación a la fecha de su celebración, utilizando un medio que permita dejar constancia de su recepción. En la misma se indicará el lugar, día y hora de celebración de la reunión, así como, el orden del día.

 

3.-       En caso de urgencia podrá reducirse dicho plazo.

 

4.-       No será precisa convocatoria previa cuando se encuentren presentes todos los patronos y acuerden por unanimidad la celebración de la reunión.

 

Artículo 17.- Forma de deliberar y tomar los acuerdos.

 

1.-       El Patronato quedará válidamente constituido cuando concurran al menos la mitad más uno de sus miembros presentes o representados.

 

2.-       Los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos, excepto cuando estos Estatutos exijan un quórum especial, decidiendo en caso de empate el voto de calidad del Presidente.

 

3.-       De las reuniones del Patronato se levantará por el Secretario la correspondiente Acta, que deberá ser suscrita y aprobada por todos los miembros presentes en las mismas. Esta se transcribirá al correspondiente libro y será firmada por el Secretario con el visto bueno del Presidente.

 

 

Artículo 18.- Obligaciones del Patronato.

 

1.-       En su actuación el Patronato deberá ajustarse a lo preceptuado en la legislación vigente y a lo dispuesto en los presentes Estatutos.

 

2.-       Corresponde al Patronato cumplir los fines fundacionales y administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación, manteniendo plenamente el rendimiento y utilidad de los mismos.

 

3.-       El Patronato dará información suficiente de los fines y actividades de la Fundación, para que sean conocidos por sus eventuales beneficiarios y demás interesados.

 

4.-       Los patronos están obligados, a desempeñar el cargo con la diligencia de un representante leal.

 

 

Artículo 19.- Responsabilidad de los patronos.

 

Los patronos responderán solidariamente frente a la Fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o los Estatutos o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar su cargo. Quedarán exentos de responsabilidad quienes hayan votado en contra del acuerdo y quienes prueben que, no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente a aquél.

 

 

TÍTULO CUARTO

 

DIRECTOR Y PATRONOS DE HONOR

 

 

Artículo 20.- Director.

 

El Patronato podrá designar un Director de la Fundación, al que se le asignarán las funciones, principalmente de administración y gestión de la Fundación, que se establezcan en el acuerdo de nombramiento, de conformidad con lo previsto en la legislación sobre Fundaciones. El Director podrá a las reuniones del Patronato con voz pero sin voto.

 

 

 

Artículo 21.- Patronos de Honor.

 

El Patronato podrá acordar la designación de Patronos de Honor, entre las personalidades que desataquen por su apoyo los fines de la Fundación. Los Patronos de Honor carecerán de atribución alguna, más allá de la posibilidad de asistir a las juntas del Patronato de la Fundación.

 

 

 

 

TÍTULO QUINTO

 

RÉGIMEN ECONOMICO

 

 

Artículo 22.-  Patrimonio Fundacional.

 

El patrimonio de la fundación está formado por todos los bienes, derechos y obligaciones susceptibles de valoración económica que integren la dotación, así como por aquellos que adquiera la fundación con posterioridad a su constitución, se afecten o no a la dotación.

 

Artículo 23. Dotación de la Fundación.

 

La dotación de la Fundación estará constituida por el conjunto de bienes y derechos de cualquier clase que se afecten por el fundador o fundadores al cumplimiento de los fines fundacionales, enunciados en el artículo 4 de estos Estatutos, en el momento de la constitución, así como los que, con posterioridad a dicho acto se reciban con tal carácter, o, en su caso, se afecten como dotación por acuerdo del Patronato. Formarán también parte de la dotación las rentas no destinadas a la realización de los fines fundacionales en los términos expuestos en el artículo 8 de estos Estatutos.

 

Artículo 24-. Financiación.

 

La Fundación, para el desarrollo de sus actividades, se financiará con los recursos que provengan del rendimiento de su patrimonio; con el producto de la venta de acciones, obligaciones y demás títulos valores, incluidos los derechos de suscripción de acciones que la Fundación no ejercite; con las ayudas, subvenciones, donaciones, herencias y legados que reciba sin destino específico al incremento de la dotación fundacional de personas o entidades, tanto públicas como privadas; y cualesquiera otros recursos que la Fundación pueda procurarse como titular de su patrimonio, tales como derechos de propiedad intelectual o industrial, u otros semejantes.

 

Asimismo, la Fundación podrá obtener ingresos por sus actividades, siempre que ello no implique una limitación injustificada del ámbito de sus posibles beneficiarios.

 

 

Artículo 25.- Afectación.

 

1-        Los bienes y rentas de la Fundación se entenderán afectos y adscritos, de manera inmediata, sin interposición de personas, a la realización de los objetivos de la Fundación.

 

2.-       La adscripción del patrimonio fundacional a la consecución de los fines de interés general de la Fundación tiene carácter común e indiviso; esto es, sin asignación de partes o de cuotas, iguales o desiguales de dotación y rentas fundacionales a cada uno de ellos. En consecuencia, la Fundación no podrá ser obligada a dividir o distribuir dotación o rentas entre los distintos objetivos que persigue, ni aplicarlos a uno o varios determinados.

 

 

Artículo 26.- Administración.

 

Queda facultado el Patronato para hacer las variaciones necesarias en la composición y en la forma de inversión del patrimonio de la Fundación, de conformidad con lo que aconseje la coyuntura económica de cada momento y sin perjuicio de solicitar la debida autorización o proceder a la oportuna comunicación al Protectorado cuando corresponda.

 

Artículo 27.- Régimen financiero.

 

1.-       El ejercicio económico de la Fundación se iniciará el 1 de enero y terminará el 31 de diciembre de cada año.

 

2.-       La Fundación llevará aquellos libros obligatorios que determine la normativa vigente y aquellos otros que sean convenientes para el buen orden y desarrollo de sus actividades, así como para el adecuado control de la contabilidad.

 

3.-       En la gestión económico-financiera, la Fundación se regirá de acuerdo a los principios y criterios generales determinados en la normativa vigente.

 

 

 

 

Artículo 28.- Confección de Presupuestos, Rendición de Cuentas y Memoria de Actividades.

 

1.-       La Fundación llevará una contabilidad ordenada y adecuada a su actividad, que permita un seguimiento cronológico de las operaciones realizadas. Para ello se confeccionarán un Libro Diario y un Libro de Inventarios y Cuentas Anuales. La Fundación cumplirá con las obligaciones contables previstas por las normas por las que se rigen, o en su defecto, en el Código de Comercio y disposiciones complementarias, de conformidad con lo preceptuado en el apartado 8º del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

2.-       El Presidente formulará la cuentas anuales, que deberán ser aprobadas en el plazo máximo de seis meses desde el cierre del ejercicio por el Patronato de la fundación.

 

La cuentas anuales, que comprenden el balance, la cuenta de resultados y la memoria, forman una unidad, deben ser redactadas con claridad y mostrar la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la fundación.

 

La memoria además de completar, ampliar y comentar la información contenida en el balance y en la cuenta de resultados, incluirá las actividades fundacionales, los cambios en sus órganos de gobierno, dirección y representación, así como el grado de cumplimiento del plan de actuación, indicando los recursos empleados, su procedencia y el número de beneficiarios en cada una de las distintas actuaciones realizadas, los convenios que, en su caso, se hayan llevado a cabo con otras entidades para estos fines, y el grado de cumplimiento de las reglas establecidas en el artículo 27 de la Ley de Fundaciones, sobre el destino de las rentas e ingresos.

 

En la memoria económica se especificarán los ingresos y gastos de cada ejercicio, de manera que puedan identificarse por categorías y por proyectos, así como el porcentaje de participación que en su caso pueda mantenerse, en entidades mercantiles, todo ello de conformidad con lo dispuesto en el aparatado 10º del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

Las actividades fundacionales figurarán detalladas con los requisitos que la legislación establezca. Igualmente, se incorporará a la memoria un inventario de los elementos patrimoniales, según las condiciones y requisitos exigidos en cada caso por la normativa en vigor.

 

3.-       Las cuentas anuales se aprobarán por el Patronato de la Fundación y se presentarán al Protectorado dentro de los diez días hábiles siguientes a su aprobación. En su caso, se acompañarán del informe de auditoría.  La Fundación cumplirá las obligaciones de rendición de cuentas que establezca la normativa específica aplicable, de conformidad con lo exigido en el apartado 9º del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

5.-       El Patronato elaborará y remitirá al Protectorado, en el plazo exigido en cada caso por la normativa en vigor, un plan de actuación, en el que queden reflejados los objetivos y las actividades que se prevea desarrollar durante el ejercicio siguiente.

 

6.-       La Fundación podrá desarrollar actividades económicas tal y como autoriza el artículo 24 de la Ley de Fundaciones, especialmente consistentes en la organización de exposiciones, conferencias, coloquios, seminarios, actividades museísticas y culturales, organización de representaciones y festejos destinadas a la promoción y gestión de la acción social, así como de asistencia social y cooperación para el desarrollo, cuyo objeto esté relacionado con los fines fundaciones, con sometimiento a las normas reguladoras de la defensa de la competencia. La Fundación, de conformidad con lo previsto en el artículo 24 de la Ley de Fundaciones y en los apartado 1º y 11º del artículo 7 de la Ley 49/2002, podrá también desarrollar explotaciones económicas que tengan un carácter auxiliar o complementario de las explotaciones económicas o actividades anteriormente citadas, tales como restauración, organización de convenciones y cursos, transporte y catering auxiliar. Adicionalmente, podrá la Fundación intervenir en cualesquiera actividades económicas a través de su participación en sociedades, con arreglo a lo previsto en la Ley de Fundaciones, y en el apartado 3º del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

Cuando se realicen actividades económicas, la contabilidad de la fundación se ajustará a lo dispuesto en el Código de Comercio y demás normas contables que lo desarrollan.

 

 

7.-       Si por cambios en la legislación vigente pudieran exigirse otros documentos o plazos distintos de los señalados en este artículo, el Patronato cumplirá en todo momento lo que sea obligatorio.

 

TITULO SEXTO

 

MODIFICACIÓN, FUSIÓN Y EXTINCIÓN

 

 

Artículo 29.- Modificación de los Estatutos.

 

1.-       Por acuerdo del Patronato, podrán ser modificados los presentes Estatutos, siempre que resulte conveniente a los intereses de la Fundación. Tal modificación se ha de acometer cuando las circunstancias que presidieron la constitución de la Fundación hayan variado de manera que ésta no pueda actuar satisfactoriamente con arreglo a sus Estatutos en vigor.

 

2.-       Para la adopción de acuerdos de modificación estatutaria, será preciso un quórum de votación favorable de, al menos dos terceras partes del total de los miembros del Patronato.

 

3.-       La modificación o nueva redacción de los Estatutos acordada por el Patronato se comunicará al Protectorado.

 

4.-       La modificación o nueva redacción de los Estatutos deberá ser formalizada en escritura pública e inscrita en el Registro de Fundaciones.

 

Artículo 30.-  Fusión con otra Fundación.

 

1.-       El Patronato de la Fundación podrá proponer la fusión de ésta con otra Fundación siempre que resulte conveniente en interés de la misma,  concurra el acuerdo de las fundaciones interesadas y se cumpla con el resto de los requisitos exigidos por la Ley de Fundaciones y por estos Estatutos.

 

2.-       El acuerdo de Fusión deberá ser aprobado con el voto favorable de, al menos, dos tercios de todos los miembros del Patronato.

 

  1. En el caso de disolución de la Fundación, ya sea por fusión o por cualquier causa, el patrimonio de la Fundación se destinará en su totalidad a alguna de las entidades beneficiarias del mecenazgo a los efectos previstos en los artículos 16 a 25, ambos inclusive, de la Ley 49/2002, o a entidades públicas de naturaleza no fundacional que persigan fines de interés general, de conformidad y con los requisitos contenidos en el apartado 6º del artículo 3 de la Ley 49/2002.

 

 

Artículo 31.- Extinción de la Fundación.

 

La Fundación se extinguirá por las causas, y de acuerdo con los procedimientos establecidos por la legislación vigente.

 

Artículo 32.- Liquidación y adjudicación del haber.

 

1.-       La extinción de la Fundación, salvo que se produzca por fusión con otra, determinará la apertura del procedimiento de liquidación que se realizará por el Patronato bajo el control del Protectorado.

 

2.-        Los bienes y derechos resultantes de la liquidación se destinarán en su totalidad a alguna de las entidades beneficiarias del mecenazgo a los efectos previstos en los artículos 16 a 25, ambos inclusive, de la Ley 49/2002, o a entidades públicas de naturaleza no fundacional que persigan fines de interés general, de conformidad y con los requisitos contenidos en el apartado 6º del artículo 3 de la Ley 49/2002.