José Tomás y El Juli mantendrán, por primera vez, un mano a mano. La empresa Servicios Taurinos del Duero ha organizado, junto con la Plataforma para la Defensa de la Fiesta y con la colaboración de la Fundación El Juli, esta corrida para el próximo 22 de julio en la plaza de toros de Ávila. El festejo pondrá punto final a una serie de actividades organizadas por la Plataforma para la Defensa de la Fiesta que desembocarán en este acontecimiento. Los toros reseñados pertenecen a la ganadería de Zalduendo.
Ambos espadas actuarán desinteresadamente en una corrida de toros que se enmarcará, además, en un conjunto de actividades en que la cultura será el nexo de unión, pues durante ese fin de semana, bajo la misma organización, tendrán lugar conciertos, representaciones teatrales, exposiciones, y otras actividades relacionadas. De esta manera, la corrida de toros del día 22 será la guinda de los festejos y formará para de un todo en que la Cultura será el nexo común. La Plataforma trabaja para que ese día en los tendidos de la plaza de Ávila estén presentes personajes de reconocimiento mundial, que apoyen con su presencia la divulgación de la Fiesta como Cultura.
En cuatro horas se agotaron las entradas
La expectación despertada por el mano a mano entre José Tomás y El Juli del 22 de julio en Ávila es máxima. Ayer se pusieron a la venta las entradas y en apenas cuatro horas se agotaron prácticamente todas. Las taquillas del coso abulense, con capacidad para 8.400 espectadores, se abrieron a las 10 de la mañana cuando en las inmediaciones de la plaza existían colas que superaban los 150 metros.
Según confirmaron a Efe fuentes de la organización y aficionados, algunas personas pasaron la noche junto a las taquillas para poder comprar las mejores entradas, cuyos precios oscilan entre los 20 y los 90 euros. La demanda ha sido tan masiva que las páginas de internet habilitadas para adquirir los billetes se vieron colapsadas. Cada aficionado podía adquirir un máximo de diez entradas. En torno a las 13.30 horas ya sólo quedaban a la venta algunas localidades de sol, ya que las de sombra se habían agotado a primera hora. No obstante, la empresa del coso tiene la obligación de poner a la venta el día del festejo un cinco por ciento de las entradas.
Hasta la fecha, una corrida de toros en Ávila nunca había levantado tal expectación, según fuentes de la organización. Se trata de un festejo benéfico que forma parte de los actos organizados por la Plataforma Promoción y Difusión de la Fiesta, en colaboración con Servicios Taurinos del Duero, con el objetivo de que la Fiesta sea considerada Patrimonio Cultural de España. ABC

Categorías: NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *