Al finalizar el certamen de la Fundación El Juli, llegó el momento de la entrega de diplomas y de premios, especialmente de trastos de torear del maestro Julián López “El Juli”.

Álvaro Chinchón, como alumno triunfador, fue obsequiado con un capote y una muleta. Jorge González, como alumno más destacado en las clases teóricas de la escuela, recibió una muleta del maestro. Mismo premio que recibió Juan Barranco como alumno con mayor número de asistencias a las clases diarias.

Categorías: NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *