La Escuela de Tauromaquia de Arganda del Rey “Fundación El Juli” es una entidad creada por la Fundación Taurina Internacional El Juli y que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Arganda del Rey, la Comunidad de Madrid y Plaza1. Su inauguración tuvo lugar el 15 de octubre de 2007, cuando el presidente de honor de la Escuela, Julián López “El Juli”, cortó la cinta inaugural de las instalaciones de la sede de la Escuela, la Finca Feligrés, junto a José María Álvarez del Manzano, Ginés López, alcalde de Arganda del Rey y Pedro Gómez Ballesteros, representante de la Comunidad de Madrid.

Por qué se crea

 

La Escuela nace para desarrollar uno de los fines principales de la Fundación El Juli: la formación de nuevos profesionales taurinos, especialmente de los jóvenes empadronados en Arganda y en los municipios cercanos de la zona del Corredor del Henares. Al ser presidida por una entidad internacional, la escuela facilita la incorporación de alumnos de otros países.

Objetivos

 

La Escuela trabaja por el fomento de nuevos aficionados y profesionales de la tauromaquia. Para ello, dispone en sus instalaciones de dos aulas de enseñanza: una dedicada a la iniciación de jóvenes sin experiencia taurina y otra exclusiva para el perfeccionamiento de novilleros de cara a su debut con picadores, cuyo objetivo es la proyección, con las mayores posibilidades, en un escalafón de consabida dificultad. En algunos casos, la Fundación El Juli pasa a tutelar a alumnos en sus primeros pasos como novilleros. La escuela considera de gran importancia la formación de los alumnos también como aficionados y conocedores de la tauromaquia y su historia, por lo que semanalmente se imparten clases teóricas.